Este es el Blog de SECIM,empresa dedicada a servicios especializados de consultoría e investigación en ecología e impacto ambiental, aplicando un enfoque científico-técnico en todos sus productos, con el fin de dar soluciones efectivas e innovadoras para proyectos aplicados y de investigación medioambiental.
www.secim.es

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Drones para el estudio del topillo de Cabrera


Día a día vamos vamos aprovechando las múltiples posibilidades que nos ofrecen los drones en el ámbito de los estudios ambientales, incluidos los estudios de fauna. 

En un reciente proyecto hemos procedido a cartografiar el hábitat para el topillo de Cabrera (Iberomys cabrerae) a partir de imágenes de sensores remotos lo cual, además, nos ha permitido acotar las zonas de prospección en campo, para optimizar los muestreos de búsqueda de indicios de la especie. 
Además de poder constatar la presencia de la especie en la zona, gracias a uso de sensores embarcados en drones (en este caso cámaras sensibles al infrarrojo cercano para analizar el vigor de la vegetación y el sistema multirrotor SRPAS-Q1) se ha podido obtener información actualizada y de muy alta resolución sobre estos hábitats, facilitando la caracterización de los mismos. Además, este tipo de imágenes nos permiten la identificación y cuantificación de afecciones (p.e. derivadas del arrastre de sólidos por escorrentía, del pastoreo, construcciones, etc.).


Así pues, los resultados de este innovador enfoque están siendo muy satisfactorios, mejorando la eficiencia de los trabajos de campo como la calidad de los resultados obtenidos.






viernes, 4 de noviembre de 2016

Del pastor al dron: usos tradicionales y nuevas tecnologías para la conservación del hábitat de una especie amenazada, la alondra ricotí



El Departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid y SECIM van a llevar a cabo el proyecto "Del pastor al dron: usos tradicionales y nuevas tecnologías para la conservación del hábitat de una especie amenazada, la alondra ricotí Chersophilus duponti" financiado por la Fundación BBVA en la convocatoria 2016.


En los últimos meses se están sucediendo diversas iniciativas para revertir el preocupante estado de conservación de las poblaciones de la especie y, sin duda, este innovador proyecto se suma para proporcionar información clave para la conservación de esta especie amenazada, y permitirán definir los criterios de gestión a incorporar en la Estrategia Nacional de Conservación y en los Planes de Conservación de la especie a elaborar por las Comunidades Autónomas.


Este proyecto tiene una doble misión: En primer lugar, se pretende profundizar en aspectos críticos y desconocidos de la ecología de la especie: la importancia de la disponibilidad de alimento y la estructura de la vegetación en la generación de hábitats de calidad y su dependencia del pastoreo extensivo. Para ello se pretenden combinar prácticas de manejo del territorio tradicionales, como la ganadería, con análisis detallados del hábitat y la aplicación de nuevas tecnologías, como la teledetección con drones. En segundo lugar, este proyecto pretende conseguir la implicación de la población local en la conservación de la alondra ricotí mediante procesos de participación pública, que limiten el desconocimiento de la especie o, incluso, mejoren la percepción negativa que de ella se tiene en determinadas zonas. La conservación activa de la especie puede abrir nuevas oportunidades de desarrollo rural, poniendo en valor la actividad de los ganaderos y pastores.

En este proyecto SECIM, además de la experiencia previa sobre el estudio de esta especie, aporta los medios técnicos de teledetección y observación mediante drones, como Operador habilitado por parte de la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA, Ministerio de Fomento) como Operador de Aeronaves Pilotadas por Control Remoto (también conocidos como drones o RPAS por sus siglas en inglés).

En breve podremos ir informando de los avances del proyecto.
 

lunes, 13 de junio de 2016

Los postes destapados son una trampa mortal para las aves en las líneas de ferrocarril


Los postes tubulares destapados a lo largo de las líneas ferroviarias de alta velocidad actúan como trampas mortales para las aves. A continuación os presento los resultados de un trabajo que acabamos de publicar sobre un impacto no conocido previamente de las líneas de ferrocarril de alta velocidad y cuya magnitud puede ser muy significativa, dada la expansión que están teniendo este tipo de infraestructuras en España, Europa y otras partes del mundo. 

El problema es sencillo de entender. Ciertos postes de la catenaria de las líneas de ferrocarril son estructuras tubulares que no presentan tapa en la parte superior y que, por la parte inferior, tan solo tienen una pequeña abertura de 0,5-3,5 cm para evacuar el agua de lluvia. Cualquier ave que se introduzca en su interior no tendrá espacio suficiente para salir volando ni salir por el hueco inferior y las paredes lisas del tubo tampoco permiten que escapen trepando. Por lo tanto, el tubo actúa como una trampa que, finalmente, supone la muerte de las aves en su interior. En una primera prospección, realizada tres años y medio después de la construcción del ferrocarril, se encontraron 162 cadáveres de aves en 96 postes de catenaria (a lo largo de 19,1 km de vía). Seguimientos posteriores confirmaron que esta mortalidad se seguía produciendo, especialmente en ciertos postes, aunque no se detectaron patrones espaciales o temporales a escala de paisaje. 


El problema se agrava si tenemos en cuenta el efecto de atracción que pueden tener este tipo de estructuras como perchas, refugios o lugares de nidificación, en particular para aves cavernícolas que nidifican habitualmente en agujeros naturales o artificiales y si la línea se ubica en un paisaje abierto donde no abundan este tipo de estructuras. De hecho, 8 de las 10 especies encontradas muertas en los postes eran de este tipo. La mayor parte de las aves muertas correspondían a aves comunes, particularmente estorninos negros (Sturnus unicolor; 130 individuos) pero también se encontraron otras especies catalogadas, como el cernícalo primilla (Falco naumanni; 6 individuos) o el mochuelo común (Athene noctua; 1 individuo).

Dada la extensión de este tipo de infraestructuras en España, estimamos que cada año mueren varios miles de aves en postes destapados de estas características, lo cual nos da una idea de la magnitud del problema. La parte positiva de esta cuestión es que también tiene una fácil solución: tapar la parte superior de los tubos, lo cual se debe hacer preferiblemente en origen (durante la fabricación o instalación de los mismos) aunque también se pueden corregir postes ya instalados en las líneas de ferrocarril y otras estructuras similares, que podrían tener un efecto similar.


Por otro lado, este tipo de trabajos ponen de manifiesto i) la importancia de un seguimiento adecuado del impacto ambiental de las infraestructuras humanas, incluyendo efectos no previstos inicialmente; ii) la necesidad de evaluar los posibles efectos positivos y negativos de dichas estructuras sobre las poblaciones de fauna que habitan en sus inmediaciones, antes de concluir su efecto sobre la abundancia local.



Este estudio se llevó a cabo como parte de los proyectos de investigación LIFE + Impacto Cero (LIFE 12 BIO/ES/000660) y un acuerdo de investigación entre la UAM y el CEDEX, los cuales se centran en la mitigación de impacto del tren de alta velocidad en las poblaciones de aves. SECIM ha participado en ambos casos como asistencia técnica en el desarrollo de estos proyectos.


El articulo acaba de ser publicado inicialmente on-line. A continuación os señalo la referencia y el enlace a la publicación original:




Uncapped tubular poles along high-speed railway lines act as pitfall traps for cavity nesting birds
Juan E. Malo; Eladio L. García de la Morena; Israel Hervás; Cristina Mata & Jesús Herranz

European Journal of Wildlife Research
pp 1-7




viernes, 13 de mayo de 2016

El vuelo de drones en Espacios Naturales Protegidos y otras zonas ambientalmente sensibles

En los tiempos recientes el uso de aeronaves pilotadas por control remoto (RPAS o, más comunmente conocidos como drones) se está generalizando en múltiples aplicaciones del ámbito civil, en actividades tan diversas como la topografía y la ingeniería, la agricultura, la investigación medioambiental o, de manera genérica, la fotografía y realización de filmaciones aéreas.

En esta entrada me gustaría compartir algunas consideraciones y reflexiones sobre el uso de drones en zonas ambientalmente sensibles por tratarse de espacios naturales protegidos o por afectar a especies de fauna amenazada, aspecto al que creo que no se presta una especial atención en el sector, a pesar de su importancia.

En España desde el año 2014 existe una regulación específica para el uso de estas herramientas que, como aeronaves,  están sujetas a la normativa aeronáutica (puede consultarse toda la información sobre este marco regulatorio en la página web de AESA). Además de respetar las restricciones establecidas por la clasificación del espacio aéreo (comunes para todas las aeronaves) y las limitaciones respecto a la altura de vuelo (400 pies o 120m) y distancia al piloto (variable segun la clase de RPAS ), las limitaciones más destacadas y que estan suponiendo más denuncias y sanciones son las relativas a la prohibición sobre zonas urbanas o aglomeraciones de personas (puede verse alguna noticia al respecto aquí y otros muchos ejemplos aquí).

No obstante, el uso de drones también debe tener en cuenta otras normativas sectoriales, como las relativas al derecho al honor a la intimidad a la propia imagen (según recoge la misma Constitución o Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, LOPD) o las restricciones a la fotografía aérea (Orden de la Presidencia del Gobierno de 14 de Marzo de 1.957), pero también la diversa normativa ambiental, aunque a ésta última no se le suela prestar mucha atención dentro del sector, a pesar de que en nuestro país contamos con una notable biodiversidad y multitud de especies y espacios protegidos. Precisamente quiero llamar la atención sobre el hecho de que en los cursos de formación y habilitación de pilotos de RPAS poco o nada se suele comentar sobre normativa ambiental, y muchos de éstos no son conscientes de las restricciones o condicionantes que dicha regulación ambiental puede suponer sobre nuestra actividad, con los problemas que ello puede acarrear.


La normativa aeronáutica es poco específica en las restricciones sobre las zonas protegidas y naturales, aunque contempla una serie de restricciones por seguridad aérea centrada limitada básicamente a las principales rutas migratorias de aves de gran tamaño (flamencos, ánsares, grullas, buitres), la indicación de áreas de concentración de aves (humedales) o de algunos espacios naturales protegidos, como los Parques Nacionales y otras áreas clasificadas Zonas Restringidas como "Zona ecológica. Protección y conservación de la avifauna" (habitutalmente desde el suelo hasta alturas superiores a los 700 o 1.000 pies, es decir, por encima del rango de operación de los RPAS). El Servicio de Información Aeronáutica (AIS) incluye entre los avisos para la navegación la ficha ENR 5.6 relativa a Vuelos migratorios de aves y zonas confauna sensible, que se puede consultar aquí.

Pero, por otro lado, casi todos los Espacios Naturales Protegidos presentan algún tipo de regulación de la actividad aeronáutica en sus planes de ordenación de los recursos naturales (PORN) o en los planes rectores de uso y gestión (PRUG), siendo por lo general de carácter restrictivo.

Por ejemplo, la Ley 30/2014, de 3 de diciembre, de Parques Nacionales, establece en su artículo 7 "El régimen jurídico de protección establecido en las leyes declarativas tendrá carácter prevalente frente a cualquier otra normativa sectorial" En particular, la declaración lleva aparejada en el número 3, letra e del citado artículo que "El sobrevuelo a menos de 3.000 metros de altura sobre la vertical del terreno, salvo autorización expresa o por causa de fuerza mayor" es una actividad incompatible.
En otros espacios protegidos, las directrices de uso y gestión van en el mismo sentido.

Por otro lado, no son raros los vídeos que circulan por internet mostrando ataques o interacciones de los animales con los drones, habitualmente poco "amistosas" (http://bgr.com/2015/10/20/drones-vs-animals-best-videos/). Además del evidente riesgo que suponen tanto para la integridad de los propios animales (pudiendo causar traumatismos y cortes) como para los aparatos (que en muchos casos son derribados), ponen de manifiesto que se pueden producir molestias y alteraciones del comportamiento de la fauna.

Con esto no quiero decir que no se puedan utilizar los drones para estudios de fauna, ni mucho menos. Muy al contrario, día a día van saliendo nuevos estudios que demuestran no solo su utilidad, sino que se pueden realizar de forma ética y respetuosa con la fauna. Sirva como ejemplo el trabajo de Vas y colaboradores de 2015, aunque hay muchos más.

 
En cualquier caso debemos ser conscientes de este tipo de inteacciones entre nuestros aparatos y la fauna existente en las zonas de vuelo.

Además, aunque con carácter general, la realización de las actividades de fotografía de especies silvestres no requieren autorización administrativa por no suponer riesgo para las especies objeto de la misma, siempre y cuando se practique con las precauciones y cautelas necesarias para evitar molestias y daños en el medio natural y sobre las propias especies de flora y fauna. Las molestias de cualquier tipo a especies protegidas están prohibidas y existen restricciones para su fotografía o estudio, que están sujetas a la pertinente autorización. La Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad es el marco jurídico básico de la conservación, uso sostenible, mejora y la restauración del patrimonio natural y la biodiversidad, por lo que en base a ella, ciertas actividades requieren de una autorización específica para su realización. Esto se suele regular a nivel autonómico por distintas normativas de protección de la naturaleza (como en Madrid o Aragón, por poner un par de ejemplos) o en el caso de los espacios naturales protegidos, por sus respectivos PORNs o PRUGs.

Por lo tanto, siempre que vayamos a realizar algún trabajo con nuestros drones deberíamos tener estas cuestiones en mente. Dentro de los estudios preparatorios de seguridad y planificación del vuelo deberemos consultar las posibles restricciones ambientales existentes en la zona de actuación. Por ejemplo, en el visor de la Europarc que os muestro a continuación se pueden consultar todos los espacios naturales protegidos de España (http://opengis.uab.es/wms/europarc/) así como su marco regulatorio.

Por supuesto, si vamos a trabajar con especies sensibles de fauna o existe la posibilidad de afectarlas de alguna manera deberemos extremar las precauciones y tomar las medidas oportunas para evitar molestias u afecciones de cualquier tipo.

Obviamente, en el caso de que exista algún tipo de restricción o limitación se deberá tener en consideración y, en su caso, solicitar las oportunas autorizaciones para nuestra actividad.

El uso de drones en el sector medioambiental es un campo con múltiples aplicaciones y cada vez más estudios demuestran su utilidad para diversas cuestiones como la cartografía de hábitats, el seguimiento de fauna, etc... Desde SECIM se está apostando por ello y espero que entre todos podamos seguir impulsando este sector, con nuevas aplicaciones y desarrollos y, por supuesto, trabajando con seguridad y responsabilidad.

lunes, 15 de febrero de 2016

Tesis Doctoral sobre la Ecología y los movimientos migratorios del sisón común fuera del periodo reproductor en PDF

Hola a todos,

Ya está disponible en formato PDF la Tesis Doctoral "Ecología y los movimientos migratorios del sisón común (Tetrax tetrax) fuera del periodo reproductor" defendida por el doctorando (y ahora Doctor) Eladio L. García de la Morena el pasado 15 de enero de 2016 en la Universidad Autónoma de Madrid.

En resumidas cuentas, este trabajo supone un avance en aspectos hasta ahora en gran parte desconocidos de su historia natural, sobre todo en lo referido a dos periodos críticos de su ciclo anual, como son la invernada y el periodo posreproductor (verano-otoño, especialmente importante en especies de distribución mediterránea).

Al contemplar todo el ciclo anual se observa como su área de distribución aumenta considerablemente apareciendo, aunque sea de forma localizada y ocasional, en todas las provincias de la España peninsular. Sin embargo, fuera del periodo de cría su área de distribución se restringe de forma muy significativa, respondiendo a los marcados cambios estacionales que se producen en la disponibilidad de los recursos (fundamentalmente refugio y alimento), y a la gran heterogeneidad espacial existente en la Península Ibérica. Estos factores ambientales afectan al sisón común a diferentes escalas espaciales, e incluyen tanto  factores climáticos como de hábitat (macro y microhábitat, es decir, a escala de paisaje y de estructura de la vegetación). También se observa una mayor diversidad de patrones migratorios de lo que se pensaba anteriormente, siendo mayoritarios los movimientos durante el periodo estival.

Lógicamente, estos cambios estacionales en la distribución de la especie, en sus movimientos migratorios y en sus requerimentos ambientales son fundamentales de cara a plantear estrategias y medidas de conservación para el sisón común que, además, deben contemplarse a tanto a escala local (prestando una especial atención a las áreas clave a lo largo de todo su ciclo anual, es decir, áreas de cría, de veraneo, de invernada o de paso) pero también a escala regional o nacional (dado su amplio rango de distribución y la existencia de movimientos entre regiones).

Se puede descargar en formato pdf en alta calidad aquí

Espero que os resulte de interés


lunes, 7 de diciembre de 2015

¿Funcionan los modelos de corredores de dispersión basados en criterio experto para el lince ibérico?

Este es el título de la comunicación que presentamos en el XII Congreso de la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM) que acaba de terminar hoy en Burgos, que firmamos Eladio L. García de la Morena y Francisco J. García, en la que mostramos, gracias a datos reales de linces marcados en emisores GPS, el buen ajuste de los modelos predictivos que realizamos unos años atrás para identificar hábitat y corredores de dispersión para la especie.


La presentación completa está disponible en pdf aquí.El resumen de la comunicación se muestra continuación:



Los modelos de conectividad ecológica basados en "criterio de experto" son relativamente sencillos y no requieren  toma de datos en campo. No obstante, presentan mayor grado de incertidumbre que modelos basados en datos de campo por lo que deben seleccionarse correctamente los parámetros considerados; existen muy pocos estudios que evalúen la efectividad real de los mismos basados en datos reales.

El objetivo es evaluar la metodología empleada para identificar el Mejor Corredor Biológico (MCB) en 2011 entre los Montes de Toledo y el LIC "Valle del Tiétar" para lince ibérico, usando datos reales de 2 ejemplares (machos juveniles) radiomarcados reintroducidos en 2014 en Montes de Toledo (LIFE+ Iberlince) que realizaron amplios movimientos dispersivos hacia W y NE respectivamente. Dicho MCB fue identificado mediante modelos teóricos de idoneidad del hábitat (MIH), teselas de hábitat (TES) y costes de desplazamiento (CST) siguiendo la metodología propuesta por el M.A.R.M. (2010). 

Los  linces se desplazaron por zonas de mayor calidad de hábitat (MIH) que el entorno, aunque se observaron diferencias entre individuos. Más del 75% de las observaciones se ubicaron en TES identificadas por los modelos o en sus inmediaciones (distancia media 139 m). En los periodos de actividad (día/noche) no hubo diferencias respecto a la distancia a TES pero sí en cuanto al valor de MIH, donde la calidad de las localizaciones nocturnas del ejemplar que se desplazó por la matriz desfavorable fue menor que el resto. Ambos animales seleccionaron teselas de alta calidad durante el día (descanso). Los dos ejemplares usaron parte del MCB, especialmente el que se desplazó al W; éste abandonó temporalmente el MCB hacia el N por una zona de menor coste de desplazamiento identificada por el modelo, aunque descartada originariamente por ser menos favorable (umbral de coste 10-20% vs 4% del MCB).

Confirmamos con datos reales que la metodología empleada para el MCB es adecuada para predecir el hábitat de dispersión de los linces, a pesar de la escala y la precisión de los datos de partida. Es conveniente re-evaluar los criterios para delimitar corredores y no ceñirse exclusivamente al "mejor".